En Noticias

Ya podemos decirlo, definitivamente llegó el frío. Y aunque muchos disfruten de esta época del año, en nuestra óptica estamos acostumbrados a ver el efecto de la inestabilidad del clima sobre los ojos.

Aunque los párpados, las pestañas y las lágrimas son un gran protector para la salud visual, circunstancias como las bajas temperaturas, más oscuridad durante el día o viento fuerte, pueden hacer que estos no sean suficientes. Incluso nuestros grandes aliados contra el frío como la calefacción pueden causas irritabilidad ocular, ¡y no queremos eso!

Aún estamos empezando los meses de frío, así que es mejor que te pongas cómodo y tomes nota de estos consejos de optometrista para combatir los efectos de las bajas temperaturas en tus ojos:

Usa el humidificador como aliado. Si vives en una zona de clima seco como es el centro de España o pasas tiempo en estancias cerradas climatizadas que acaban generando un ambiente seco se puede producir irritación en los ojos. En este caso, una buena opción será tener a mano un humidificador y si lo combinas con el uso de lágrima artificial, el resultado será mejor.

Lágrimas artificiales. Si sales a la calle en un día de viento frío seguramente llegues a casa con los ojos secos e irritados. Para combatirlo, te recomendamos el uso de dos o tres gotas de lágrimas artificiales a lo largo del día. Y aunque notes más irritación durante el invierno, cabe recordar que la correcta lubricación visual es primordial en cualquier época del año.

Omega 3. La calidad de tu lágrima puede mejorar con un refuerzo en la alimentación de este ácido graso. Hay muchos estudios en los que se relaciona una mayor ingesta de Omega-3 con una disminución de los signos y síntomas del ojo seco.

Utiliza gafas. El uso de gafas durante el día te ayudará a mantener la temperatura de tus ojos de manera natural. Por esta razón, ya sean graduadas o de sol, procura usar tus gafas diariamente. Son un buen elemento protector frente al viento y el frío.

¿Conoces las lentillas blandas? Al igual que hacemos el cambio de ruedas de verano a invierno, ¡también puedes hacerlo con tus lentillas! Para esos días en los que estarás expuesto a vientos fríos y bajas temperaturas el mejor remedio es una combinación de lentillas blandas y unas gotas de lágrima artificial para favorecer la hidratación.

Si tus ojos son de los que notan y se quejan de la llegada del invierno, pregunta en tu óptica de confianza sobre la mejor manera de protegerlos del frío este invierno, ellos te asesorarán.

 

Empiece a escribir y presione enter para buscar