En Actualidad

Frotarse los ojos es un hábito muy común, pero que puede tener consecuencias negativas para la salud ocular. En este artículo, veremos por qué no es bueno frotarse los ojos, cuáles son los riesgos, las causas y las consecuencias de este hábito.

Causas de frotarse los ojos

Hay varias causas que pueden llevar a las personas a frotarse los ojos, entre las que se incluyen:

  • Irritación ocular: La irritación ocular puede ser causada por una variedad de factores, como el polvo, el humo, el viento, el cloro de las piscinas o las alergias.
  • Sequedad ocular: poca lágrima o de poca calidad.
  • Cansancio ocular: El cansancio ocular puede ser causado por el uso prolongado de pantallas digitales o por la falta de sueño.
  • Estrés: El estrés puede provocar tensión en los músculos oculares, lo que puede llevar a frotarse los ojos.

Riesgos de frotarse los ojos

Frotarse los ojos puede provocar una serie de problemas oculares, entre los que se incluyen:

  • Conjuntivitis: Esta inflamación ocular se caracteriza por enrojecimiento, picor y secreción.
  • Queratitis: Esta inflamación de la córnea puede causar dolor, visión borrosa y sensibilidad a la luz.
  • Infección ocular: Frotarse los ojos puede propagar bacterias o virus de las manos a los ojos, lo que puede provocar una infección ocular.
  • Cambios morfológicos de la cornea: Frotarse los ojos con fuerza y a menudo puede afectar morfológicamente a la cornea ya que ésta es un tejido viscoelástico.  Además este mal hábito sostenido en el tiempo se vincula con ectasias corneales como el queratocono.

Consecuencias de frotarse los ojos y consejos para evitarlo

Los riesgos de frotarse los ojos pueden ser graves, por lo que es importante evitar este hábito. Si sientes que necesitas frotarte los ojos, es mejor que te laves las manos con agua y jabón antes, después hazlo pero con suavidad.

  • Lávate las manos con frecuencia. Esto ayudará a prevenir la propagación de bacterias y virus a los ojos.
  • Usa gafas de sol para proteger tus ojos del sol y del viento.
  • Haz descansos frecuentes cuando uses pantallas digitales.
  • Busca ayuda si tienes alergias.
  • Hidrata tus ojos con lágrima artificial, disminuirá la sensación de picor por sequedad.
  • Lávalos con suero fisiológico a chorro. El frío del propio líquido te aliviará y eliminará cualquier posible alergeno.
  • Usa algún antihistamínico tópico si eres alérgico.
  • Aprende a manejar el estrés.

Siguiendo estos consejos, podrás reducir el riesgo de sufrir problemas oculares relacionados con frotarse los ojos.

Empiece a escribir y presione enter para buscar