En Actualidad

¿Tienes un hijo que padece de miopía y no quiere ponerse las gafas? En este post te daremos unos pequeños consejos que te ayudarán a conseguir que lo haga.

La miopía, hipermetropía o el astigmatismo son algunos de los problemas de visión que con más frecuencia obligan a los niños a llevar gafas. En Döce Ópticos tenemos un equipo de optometristas especializados que te ayudarán a encontrar las gafas más adecuadas al problema visual de tu hijo.

Hay algunos niños que aceptan de buen gusto la idea de utilizar gafas, pero hay otros que les cuesta un poco más. Por eso, en este post, te daremos unos consejos que te ayudarán a conseguir que tu pequeño acepte el cambio de la mejor forma.

Consejos que os pueden ayudar en el proceso de adaptación 

  • Cuida lo que dices. Tendrás que enfocar este tema de forma natural y evitar comentarios negativos.
  • Comienza poco a poco. Los primeros días puedes empezar a ponerle las gafas gradualmente en periodos cortos de tiempo e ir ampliándolos gradualmente. Esto ayudará a que tu hijo vaya acostumbrándose.
  • Escucha a tu hijo y valida sus sentimientos. Tener que llevar gafas es algo completamente nuevo para él. Por eso es normal que tenga dudas y miedos o le cueste enfrentarse a esta nueva situación. Ten paciencia y escúchalo.
  • Deja que tu hijo elija las gafas a su gusto. A la hora de comprar gafas, permite que decida él las gafas que más le gusten. Siempre y cuando se le centren bien en la cara y no haya riesgo de que vean por encima cuando se les baje por tener tan poquita nariz. El largo de la varilla es muy importante a la hora del ajuste y posterior comodidad. Hay materiales muy flexibles y coloridos, difíciles de deformar y romper, ideales para los más pequeños.
  • Habla con tu hijo sobre su salud visual. Mantén una conversación para explicarle la importancia del uso de gafa, por ejemplo, si tiene miopía exponle qué es y las consecuencias de no utilizarlas.
  • Héroes y otros personajes de dibujos animados que usan gafas. Otro truco que puede animarle a llevar las gafas y estar más contento con ellas es ponerle ejemplos de personajes de dibujos o de ficción que admire o les guste y con quien se pueda identificar.

Si tu hijo tiene miopía, hipermetropía o astigmatismo visita nuestra óptica y juntos encontraremos la mejor forma de ayudarle, ya sea con unas gafas adaptadas o mediante la terapia visual, un entrenamiento rehabilitador visual que tiene como objetivo potenciar  y corregir los problemas de la vista, y en el que nosotros somos especialistas. ¡Consúltanos, os ayudaremos en lo que necesitéis!

Empiece a escribir y presione enter para buscar