En Noticias

Visitar al optometrista no debería ser  un tema exclusivo de adultos, desde que nacemos estamos expuestos a múltiples factores que pueden dañar nuestra vista. Nuestros ojos son la fuente de información más importantes y deben acompañarnos a lo largo de toda nuestra vida en el mejor estado posible. Un especialista en optometría es ante todo un profesional sanitario que nos podrá ayudar con un diagnóstico preventivo y con un tratamiento personalizado. Es muy recomendable inculcar a nuestros hijos e hijas buenos hábitos en relación a su salud visual como no pegarse demasiado a los monitores, descansar la vista cada cierto tiempo mirando a lo lejos, elegir pantallas grandes, cuanto más grandes y alejadas, mejor… y por supuesto, visitar anualmente al optometrista.

Desde Döce Ópticos somos conscientes de la importancia que tiene el papel de la optometría en la salud visual de pequeños y mayores por lo que tenemos un equipo en el que se tiene en cuenta la “terapia visual” basada en la evidencia científica. ¿Sabes en qué consiste la terapia visual? Es un entrenamiento rehabilitador con el objetivo de mejorar y eliminar síntomas que no tienen porque encontrar su solución sólo en las gafas o lentes de contacto. Si quieres conocer más sobre esta técnica en nuestro blog tenemos un artículo dedicado a este tema que seguro resuelve todas tus dudas. 

Vamos pues a darte seis consejos que te ayudarán a cuidar la vista de los más pequeños desde casa: 

Hacer los deberes siempre con buena luz natural. Un ambiente oscuro y solo con luz artificial puede ocasionar que se fuerce la vista y aparezcan problemas en la visión.

Limitar la luz azul de nuestros dispositivos: las pantallas LED como la de la tabletas digitales o el teléfono móvil producen un tipo de radiación denominada luz azul, esta puede llegar a ser muy dañina para nuestros ojos y además tiene que ver con la secreción de melatonina natural en el ciclo de vigilia del sueño. Eliminar completamente esta radiación es muy complicado pero lo que podemos hacer es activar el filtro de luz azul en nuestro dispositivo e incorporarlo en los cristales de nuestras gafas, así como evitar la exposición a ella cuando nos acerquemos a la hora de ir a la cama.

Optometrista

Usar gafas de sol homologadas. Si no lo son, pueden producir el efecto contrario, al llevar lente oscura se dilatará la pupila e incidirá más radiación nociva, además de las distorsiones que pueden producir por no ser lentes ópticamente precisas (esto producirá dolores de cabeza, picor de ojos…)

Los ojos son uno de los órganos más sensibles que tenemos, esto se acentúa cuando hablamos de los niños y niñas. La radiación UV que emite el sol puede llegar a producir problemas muy serios en la vista si no tomamos medidas, según la OMS al menos 3 millones de casos de cataratas anuales son debidos a la exposición prolongada de rayos UV. La solución pasa por adquirir unas gafas de sol debidamente homologadas, en Döce Ópticos tenemos una gran variedad de marcas y modelos, haznos una visita y seguro que encontramos las gafas adecuadas para tus hijos. 

Los videojuegos y demás actividades en frente de una pantalla son algunos de los pasatiempos favoritos de los peques pero debemos fomentar por encima de eso la actividad al aire libre y el ejercicio, su vista lo agradecerá. 

Estar atentos a posibles síntomas como un descenso en el rendimiento de estudio, evitar la lectura o aproximarse más de la cuenta al texto, podrían significar que es necesaria una visita al optometrista.

Lo más frecuente es que los niños no se quejen sino que directamente evitan aquellas tareas que supongan un esfuerzo visual o que le produzcan síntomas incómodos. Debemos estar atentos a muecas, bajo rendimiento lector o lagrimeo, entre otros.

Si tenemos la suerte de que el niño o niña se queja no debemos hacer caso omiso, si el peque de la casa siente algún tipo de molestia en los ojos no debemos relacionar esto con un simple exceso de tiempo delante del televisor, lo correcto será pedir cita lo antes posible con tu optometrista para que pueda corroborar que todo está bien.

Los consejos que te damos deberían ir acompañados de una visita bianual al optometrista. Ir de manera periódica nos permitirá adelantarnos a cualquier problema, tengamos o no sospechas, y es la manera más efectiva de cuidar la salud visual de los más pequeños.

Empiece a escribir y presione enter para buscar