En Actualidad

La miopía se ha convertido en un problema de salud pública a nivel mundial, con datos en constante aumento que indican que para el año 2050, el 50% de la población sea miope.

Estudio llevado a cabo por los investigadores de la universidad Europea, permite disponer de datos, que hacen pensar que el uso prolongado de dispositivos electrónicos (pantallas led de ordenadores, tabletas, teléfonos inteligentes y otros dispositivos digitales) podrían tener alguna influencia en la aparición de la miopía. De hecho, el estilo de vida de los niños podría explicar, la mayor parte del incremento en el riesgo de padecer miopías altas, ya que los estudios más recientes pueden demostrar que existe menor incidencia en los menores que pasan más tiempo al aire libre.

La sobreexposición a la luz-azul violeta podría ser perjudicial para los ojos.

 

QUE ES LA LUZ AZUL

La luz azul está en todas partes. Es emitida por el sol y fuentes artificiales. Es importante evitar la sobreexposición a este tipo de luz, ya que puede causar daños oculares. La luz azul tiene dos partes, la luz azul-turquesa y la luz azul-violeta.

La luz azul-turquesa, es beneficiosa para la salud. Regula los ritmos circadianos (nuestro reloj interno) que controlan los estados sueño-vigilia. Es esencial para un sueño nocturno reparador. También puede aumentar la actividad del cerebro, mejorando la memoria, el estado de ánimo, el de alerta y rendimiento mental. La luz azul-violeta también puede causar insomnio y daño en los ojos por sobreexposición. Puede dañar la retina y potencialmente aumentar el riesgo de degeneración macular asociada a la edad (DMAE), cataratas y fotoqueratitis (quemaduras solares de la córnea), que puede conducir a una ceguera temporal.

 

DESCANSOS DIGITALES

Hacer descansos visuales es muy recomendable para evitar la sobreexposición a la luz nociva.

Los expertos recomiendan que cada 20 minutos se deje de mirar la pantalla y se mire a un objeto situado a unos (20 pies) 6 metros durante 20 segundos. Es lo que se conoce como la regla de 20-20-20.

El parpadeo frecuente, el uso de lágrima artificial y mantener una correcta ergonomía frente al ordenador (situar la parte superior de la pantalla a la misma altura de los ojos) así como evitar los reflejos en la pantalla y ajustar brillo y contraste, también contribuye a mejorar las condiciones visuales en la vida digital.

 

QUE ES EL ESTRÉS VISUAL DIGITAL

El uso de tecnología digital (ordenadores, tablets, teléfonos inteligentes…) exige el máximo de nuestros ojos.

En solo una fracción de segundo tienen que moverse rápidamente de cerca a lejos: pasan de enfocar algo en la distancia a pequeños dispositivos, letras diminutas e información apelotonada, una y otra vez.

Esto carga en exceso el músculo ciliar y la lente del ojo, que tiene que reacomodarse constantemente, los síntomas: Dolor de cabeza, sequedad ocular, visión irregular, irritación o fatiga, sobre todo a medida que pasan los años y nos hacemos mayores.

También síntomas no visuales como el dolor de cuello, espalda y hombros.

Al utilizar el ordenador o dispositivo digital durante largos periodos, es común empezar a encorvarse, inclinar la cabeza hacia atrás y jalar la barbilla hacia adelante. Postura que causa muchos de los síntomas no visuales.

También podría ser recomendable levantarse para caminar y estirar todo el cuerpo con el fin de reducir el riesgo de sufrir estos síntomas.

 

 

 

 

 

 

Empiece a escribir y presione enter para buscar