En Actualidad

El Síndrome Visual Informático (SVI) (o Computer Vision Syndrome en inglés) suele ser una combinación del síndrome del ojo seco y de vista cansada. Como óptica, sabemos que es un motivo de consulta cada vez más frecuente. Bajo estas líneas te contamos todo lo qué debes saber sobre este síndrome tan común.

¿Qué es?

ópticaEs el conjunto de molestias oculares asociadas al uso de pantallas. Recoge síntomas que afectan a personas que pasan largos periodos de tiempo frente a pantallas, como teléfonos, tablets u ordenadores. Debido a la alta tecnología con la que contamos a día de hoy, nuestra exposición a las pantallas es cada vez mayor.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas aparecen tras un largo periodo enfrente de la pantalla, por la alteración que se produce en la superficie ocular,  ya que parpadeamos menos de lo habitual. Entre sus síntomas están:

  •  Sequedad ocular: sensación de picazón o irritación debido a la falta de lágrimas.
  •  Dolor de cabeza: relacionada con la tensión ocular o uso excesivo de pantallas.
  •  Sensibilidad a la luz: mayor sensibilidad a la luz intensa o brillante.
  •  Visión borrosa: complicación a la hora de enfocar.
  •  Enrojecimiento de los ojos: inflamación o enrojecimiento en la superficie ocular, debido al propio esfuerzo visual.
  • Fatiga ocular: cansancio después de horas frente a las pantallas.

Consejos para evitarlo o aliviarlo

Nuestros consejos como óptica para prevenir o aliviar sus síntomas son:

  •  Descansos regulares: haciendo uso de la regla 20-20-20 (cada 20 minutos, observar algo a 20 metros de distancia durante 20 segundos)
  •  Parpadear de manera consciente: así lubricaremos de manera más periódica la zona.
  • Ajustar la pantalla debidamente: hacer más parpadeos y que sean completos, así lubricaremos de manera más periódica la zona.
  • Uso de lágrimas artificiales.
  • Suplementos de omega-3
  • Ajuste de la iluminación del entorno: para evitar el contraste pantalla-entorno.
  • Distancia adecuada entre la pantalla y nuestros ojos.

Ahora ya conoces un poco más sobre este síndrome tan habitual. Si padeces alguno de los síntomas anteriormente citados, te recomendamos que visites a un optometrista, para que así valore tu situación ocular. No dudes en pedir cita en nuestra óptica y te ayudaremos con tus problemas visuales.

Empiece a escribir y presione enter para buscar