En Actualidad

Conducir de noche puede suponer un desafío para muchos conductores, ya que nos encontramos con carreteras poco iluminadas o con reflejos de otros coches, farolas o semáforos, lo que nos dificulta una conducción segura. Pero, ¿sabías que existen gafas creadas específicamente para la conducción nocturna que tienen en cuenta todos estos factores?

¿Qué tipo de lente debo usar para conducir de noche?

Las lentes amarillas son la solución más popular para los problemas que genera la conducción nocturna. Esto se debe a que este tipo de lente nos proporcionan un mejor contraste en horas de baja luminosidad y  absorben las longitudes de onda cortas existentes en los faros de otros coches, señales luminosas o incluso carteles que nos podemos encontrar en la carretera y que nos generan reflejos molestos. Gracias a esto, podemos disfrutar de una visión mucho más clara y cómoda.

 

¿Qué otros problemas me puedo encontrar al conducir? 

Un factor importante del que derivan los problemas de la conducción nocturna son los cambios del diámetro de la pupila dependientes de la luminosidad.

En ambientes luminosos, la pupila adquiere un diámetro más pequeño mejorando la resolución óptica y por tanto la nitidez, pero lo contrario ocurre en ambientes con baja luminosidad, donde la pupila aumentará de tamaño, derivando en muchos casos en una deficiente calidad visual por aumento de las aberraciones ópticas y esto altera la percepción de las distancias.

La marca de lentes ZEISS tiene patentada la tecnología “Luminance Design” que tiene en cuenta estos cambios en la pupila según las condiciones de luz, tanto para cristales solo de visión lejana como progresivos. Garantizan una visión con menos distorsiones en condiciones de poca luz.

 

¿Puedo usar estas gafas en mi día a día?

Sí, a pesar de ser lentes pensadas sobre todo para la visión nocturna, el uso de ellas en el día a día nos puede proporcionar los mismos beneficios de una visión clara y cómoda. Contando con “tratamientos antirreflejantes”, nos van a reducir los reflejos generados por la noche pero también durante el día.

Además, este tratamiento puede combinarse con  lentes  “fotocromáticas” que se oscurecen en ambientes luminosos, proporcionando así una solución completa a los conductores al proteger de la luz solar.

 

¿Qué tipos de lentes me puedo encontrar?

En la actualidad podemos encontrar en las diferentes casas comerciales lentes que nos cubren todas estas dificultades a la hora de conducir, por ejemplo el “Enroute” de Hoya, “Varilux Road pilot” de Essilor, “Drive Safe”  de Zeiss…. Todos ellos con posibilidad de filtros y tratamientos especiales de conducción.  Pásate por nuestra óptica en Tui y te informaremos.

 

Consejos para una conducción nocturna segura

Como hemos comentado antes, el riesgo durante la conducción aumenta en condiciones de baja luminosidad por diferentes factores, por ello además de emplear una gafa que nos proporcione una visión adecuada y clara, también es necesario contar con ciertas precauciones que nos hagan disfrutar de un trayecto seguro, como son: 

  • Mantener una buena distancia de seguridad: ya que el cálculo de distancias empeora durante la noche debido al aumento del diámetro de la pupila en condiciones de poca luz, una distancia adecuada con el coche de delante nos permitirá poder reaccionar a tiempo. 
  • Disminuir la velocidad: nos ayudará a poder reaccionar antes en caso de una visión deficiente.
  • Parar en caso de que te de el sueño: es esencial estar descansado a la hora de coger el coche, así que detén el coche y duerme ante cualquier signo de sueño.
  • Mantener limpio el parabrisas y faros de tu coche: contribuirá a lograr una visibilidad óptima.

Todos estos consejos junto con el uso de tus lentes específicas te proporcionará una conducción más cómoda y segura, para que puedas disfrutar de tu viaje!

Empiece a escribir y presione enter para buscar